Qué-es-y-por-qué-aprender-CSS

¿Qué es y por qué aprender CSS?

Si bien el contenido que se muestra al usuario depende enteramente del HTML, cabe destacar el CSS como un miembro inseparable de la web. En este artículo encontrará todo lo que necesita saber acerca de este lenguaje y qué rol cumple en la estructura de una página online.

A continuación explicaremos qué es, cuáles son sus versiones, por qué es imprescindible en el proceso de creación web y una breve introducción a los frameworks, un recurso imprescindible tanto para novatos como profesionales.

¿Qué es y por qué aprender CSS?

El CSS es el segundo lenguaje más básicos y primordial para el desarrollo web. El primero viene siendo el HTML, empleado para escribir el contenido de la página.

CSS, por su parte, define la presentación del contenido: cómo deben mostrarse los elementos, la página, su posición, la forma, sus colores y espaciados. En pocas palabas, brinda la estética.

Qué-es-y-por-qué-aprender-CSS-2
¿Qué es y por qué aprender CSS?

Se integra por una serie de elementos a través de los cuales se aclaran sus estilos. Entre los más importantes se distinguen los siguientes:

  • Selectores, usados para especificar a qué elementos de la página se está refiriendo.
  • Atributos, empleados para definir qué aspectos quiere mostrar sobre los selectores indicados.
  • Serie de valores, orientan el estilo que debe aplicar a cada atributo. Los valores se expresan con unidades CSS que funcionan para cuantificar valores (píxeles o puntos, por ejemplo.)

¿Dónde comenzar a aprender CSS?

Siendo uno de los lenguajes más simples, aprender CSS no es complicado. Pero cuando se aplica de manera profesional se deben tener en cuenta ciertos detalles y conocer trucos que faciliten su trabajo, haciendo más profesional, fácil y divertido.

Los aspectos que más se recomienda dominar son: optimización, reutilización y organización del código. Los tres están en todo libro, curso, blog y vídeo que pueda localizar en Internet.

¿Se puede separar el código CSS del HTML?

Como se mencionó líneas arriba, la capa del CSS simplemente es la estética de la página. El código clave para lucir webs minimalistas, simples y atractivas al ojo humano. Esto es algo que todo estudiante comprende cuando está aprendiendo a codificar páginas webs.

Al aprender HTML le brindan una breve introducción al CSS, sin embargo tomar un curso y leer los libros sugeridos es vital para estar entre los mejores profesionales y adelantarse a su competencia.

Para codificar CSS en un código HTML es necesario tener en cuenta lo siguiente:

  • Siempre escribir códigos en ficheros independientes, y cada uno con la extensión «.css». De esta forma no tendrá problemas si su cliente tiene dudas o necesita cambiar algo.
  • No conviene ingresar los códigos CSS dentro de los archivos HTML. También se deberá evitar hacer uso de las etiquetas <style> dentro del propio código HTML. Además, no es aconsejable colocar estilos en los atributos ‘style’ de las etiquetas.
que-es-y-por-qué-aprender-css
¿Qué es y por qué aprender CSS?

¿Cuáles son las versiones de CSS?

Este lenguaje pasó por un proceso arduo en las últimas décadas junto al HTML y JavaScript. A continuación, se explica su evolución:

  • CCS 1.0: fue uno de los primeros grandes avances en el mundo de la programación de páginas webs. Cuando apareció en el decenio de 1997, los codificadores estaban acostumbrados a mezclar el contenido con la presentación a través del uso de etiquetas HTML. Lo que volvía a las páginas tediosas, lentas y complejas de programar.
  • CCS 2.0: la primera versión del lenguaje se presentó con bastantes carencias, lo que causo que CSS 2.0 saliera prematuramente en 1998. Desde este punto, el mundo de los estándares abiertos para las páginas tuvo un patrón generalizado. No solo para el CSS, sino JavaScript y HTML.
  • CSS 2.1: se adicionaron los selectores nuevos. Sin embargo, tardaron varios años en dar su presentación. El único inconveniente fue que esta versión no era la misma en todos los navegadores y muchos se dedicaban a incorporar funcionalidades a través de prefijos –lo que volvía difícil codificar en CSS.
  • CSS3: Apareció junto al HTML5, donde finalmente el CSS empezaría a cubrir su objetivo principal, la separación del contenido de la presentación. En la actualidad CSS3 cumple con las necesidades de los programadores, permitiendo desarrollar páginas innovadoras, personalizables y hermosas.
  • CSS Flexbox: su nueva versión facilita añadir elementos a las webs. Además, con el último aporte de las especificaciones de CSS Grid System, por fin existe un sistema de rejilla web, completa y flexible. Los programadores webs disponen de una amalgama de recursos para trabajar, volviendo más sencillo crear páginas únicas.
Versiones-de-css-programalia
¿Para que sirve y por qué aprender CSS?

¿Por qué emplear frameworks en CSS?

Los frameworks son herramientas que simplifican el trabajo de implementar un marco de trabajo sólido sobre el cual desarrollar la parte estética de los proyectos que comience.

Entre sus principales ventajas, se deben señalar las siguientes:

  • Permite añadir estilos CSS en cuestión de minutos, y
  • No gasta tiempo o esfuerzo en la estética de los sitios y aplicaciones web.

Esto indica que facilita la creación de un tema gráfico (una plantilla) que se adapte tanto a un sitio como una aplicación, generando consistencia en el diseño. Por tal motivo, los frameworks han ganado mucha popularidad los últimos años.

De igual forma, sirven para optimizar proyectos. Siendo recomendable para fines empresariales (donde la línea de diseño debe pasar por varios desarrolladores.)

¿Cuáles son los tipos de frameworks?

Se pueden distinguir dos frameworks principales:

  • Basados en componentes: ofrecen una base de código CSS para que los codificadores puedan modificarlos de forma sencilla a través de clases y una amalgama de componentes como menús desplegables, pestañas, listas, etc. El más importante dentro de este tipo es Bootstrap.
  • Basados en clases de utilidad: mejor conocidos como «utility first frameworks». Es el mejor tipo, de acuerdo a millones de codificadores, puesto que brindan una enorme cantidad de clases de gran utilidad y orientadas a dar valor a una propiedad determinada del CSS.

Cabe destacar que una clase de utilidad, por sí sola, no es importante. Sin embargo, gracias a la mutación de clases de utilidad, se pueden generar todo tipo de interfaces de usuario 100 por ciento personalizadas. Son ideales para los desarrolladores más experimentados y proyectos empresariales.

Ir arriba